BREVE HISTORIA:

LOS BERROS DE AGUA COMO FUENTE DE SALUD


Desde tiempos inmemoriales se ha considerado a los berros de agua como un alimento con excelentes cualidades para la salud. Los antiguos griegos llamaban al berro "Kardamon" en la creencia de que éste podía potenciar el intelecto. Los romanos y los anglosajones comían berros para "limpiar la sangre". Se dice que Hipócrates, padre de la medicina, escogió el emplazamiento de su primer hospital en funcíon de la cercanía a un manantial para poder tratar así a sus pacientes con el berro de agua más fresco. El berro de agua contiene beta-caroteno, una sustancia esencial para la salud de nuestros ojos y nuestra piel. No es de extrañar que el filósofo del siglo XVII, Francis Bacon, afirmara que podía "restaurar la juventud en la mujer".


COMPONENTES SALUDABLES

Gramo a gramo, los berros de agua contienen más vitamina C que las naranjas, más calcio que la leche y más hierro que las espinacas.

Pasa el cursor sobre las distintas partes del cuerpo de la foto para ver los efectos beneficiosos que los berros de agua producen en ellas.





PROPIEDADES ANTICANCERIGENAS

Una investigación dietética dirigida por la Universidad de Ulster en 2007 demostraba que el consumo diario de berros de agua puede reducir significativamente el daño en el ADN en las células de la sangre, siendo éste considerado un factor desencadenante del desarrollo del cancer.

La Universidad de Southampton ha llevado a cabo una investigación con mujeres supervivientes a un cancer de mama. Los resultados implican que el feniletil isotiocianato (aceites de mostaza) en el berro, corta el suministro del oxígeno necesario para el desarrollo de los tumores.